Skip to main content

Diabetes, Hipoglucemia e Hiperglucemia: ¡entiéndalas!

Diabetes, Hipoglucemia e Hiperglucemia: ¡entiéndalas!

Esta sección aporta información esencial sobre qué es la diabetes. En esta tarea nos ayudó la Dra. Andrea Glezer, clínica general y endocrinóloga, doctora en endocrinología, miembro de la Sociedad Brasileña de Endocrinología y Metabolismo (SBEM), y colaboradora de la Liga de Control de la Diabetes Mellitus de la Facultad de Medicina de USP. Lea la entrevista y entienda un poco más sobre la diabetes. ¡Que disfrute de la lectura!

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

- Los síntomas son pérdida de peso, aumento de la sed, visión borrosa, hormigueo en manos o pies e infecciones frecuentes. En los pacientes con diabetes de tipo 2, los síntomas pueden tardar años para manifestarse, por lo que el diagnóstico no puede depender de la aparición de los síntomas. En los pacientes de riesgo, es fundamental que se hagan análisis periódicos.

¿Quién puede tener diabetes?

- Las personas que presentan alguna de las características que se describen a continuación corren mayor riesgo de desarrollar la diabetes mellitus de tipo 2:

  • Más de 45 años.
  • Sobrepeso, es decir, índice de masa corporal (IMC*) mayor que 25.
  • Sedentarismo.
  • Parentesco de primer grado con personas que tienen diabetes.
  • Hipertensión.
  • Presentación de la fracción protectora del colesterol o HDL bajo y tasa de triglicéridos alta.
  • Síndrome de ovarios poliquísticos.
  • Madres que tuvieron recién nacidos con más de 4 kg o que padecieron diabetes gestacional.
  • Sufrir de prediabetes.
  • Tener antecedentes de enfermedad cardíaca o de isquemia cerebral.

* El IMC se calcula dividiendo el peso (Kg) por la altura (m) al cuadrado: Peso ÷ Altura²

¿Qué es la hipoglucemia? ¿Cuáles son sus riesgos?

- La hipoglucemia se caracteriza por un nivel de azúcar en el plasma o en la sangre menor que 70 mg/dL. Es una complicación frecuente en los individuos que usan insulina en el tratamiento de la diabetes de tipo 1 o tipo 2. Los principales síntomas son hambre, sudoración, temblor y palpitaciones. Si no se identifica y no se trata la hipoglucemia, puede causar cambios de consciencia, como confusión mental e incluso el coma.

¿Qué es la hiperglucemia? ¿Cuáles son sus riesgos?

- La hiperglucemia se caracteriza por un nivel de azúcar en el plasma o en la sangre mayor que 100 mg/dL en ayunas (el índice normal es menor). Si no se controla de forma adecuada, puede causar diversas complicaciones crónicas, ya que los síntomas aparecen tardíamente. Por lo tanto, la monitorización de la glucemia y los análisis periódicos son fundamentales. El objetivo de quien hace tratamiento para la hiperglucemia (salvo niños, gestantes e individuos que no presenten síntomas en la hipoglucemia) es mantener los niveles de glucosa entre 70 mg/dL y 120 mg/dL en ayunas y entre 90 mg/dL y 140 mg/dL, 2 horas después de la comida. Esta meta es individualizada y debe ser definida por el médico asistente.

¿Cuál es el secreto para tener un buen control glucémico?

– Para tener un buen control glucémico, el tratamiento médico adecuado es fundamental, así como la planificación alimentaria, la práctica de ejercicios regulares y la adecuación del tratamiento de acuerdo con los resultados de la monitorización de la glucemia y de los análisis periódicos.

¿Qué cambios en el estilo de vida deben ser adoptadas por quien tiene diabetes?

– Además del tratamiento médico adecuado, quien padece de diabetes necesita cambiar diversos hábitos de vida para que tenga una calidad de vida más saludable. He aquí algunos ejemplos: tener una alimentación con la cantidad de calorías adecuada, rica en fibras y pobre en grasas; hacer ejercicios físicos regulares, siempre siguiendo el consejo médico; ingerir poco alcohol; los que fuman deben interrumpir el hábito por completo y controlar el estrés.

¿Qué profesionales de la salud debe buscar la persona con diabetes?

Lo ideal sería que el paciente sea tratado por un equipo multidisciplinario, integrado por médicos endocrinólogos, enfermeros, nutricionistas, educadores físicos y psicólogos, con experiencia en diabetes.