Skip to main content

Tipos de Insulina

Tipos de Insulina

Por lo general, las personas que tienen diabetes necesitan insulina para controlar los niveles de glucosa. Algunos de los que sufren de la enfermedad pueden sentirse afligidos por tener que hacer el tratamiento con la hormona, ya que hay personas que temen a la aguja, que no saben cómo se realizan las aplicaciones o incluso que no saben hacer frente al problema. No obstante, el tratamiento es de suma importancia para la calidad de vida de los que tienen diabetes, además, de no hacerlo puede tener severas consecuencias.

Hoy por hoy, tanto las maneras de aplicar la insulina como las agujas son más modernas e hicieron este proceso más indoloro. Los dispositivos usados también son muy fáciles de manejar.

Al principio, la aplicación de la insulina puede parecer difícil, pero con la ayuda de su equipo médico todo tiende a volverse más simple. Recuerde que este es el mejor tratamiento en el control de la diabetes. Hay diversos tipos de insulina. A continuación conozca cómo son para entender mejor cómo actúan en su cuerpo.

Insulina de acción corta

Llamada también insulina soluble. Se aplica con una inyección antes de las comidas.

Insulina de acción intermedia

Utilizada como insulina basal (antecedentes). Se inyecta dos veces al día y una vez o más dentro de un régimen de inyección múltiple.

Insulina Intravenosa

Administrada por vía intravenosa. Tiene una acción extremadamente rápida con una vida media (período de tiempo en que se separa la mitad de la insulina) de apenas 3-5 minutos.

Insulina de acción rápida

Los nuevos análogos de insulina de acción rápida tienen una acción mucho más rápida que la de acción corta. Se puede inyectar un poco antes de una comida y aún obtener un buen efecto en el momento en que la glucosa de los alimentos alcanza el torrente sanguíneo. Sin embargo, la insulina tendrá menos efecto después de 2-3 horas y la glucosa en la sangre puede aumentar antes de la siguiente comida.